Juventud Obrera Cristiana - Nº 15. Junio 2013

Juventud Obrera

Nº 15. Junio 2013

Que el 57% de los jóvenes de entre 18 y 25 años no tengan trabajo en nuestro país es sólo un dato. El verdadero drama se esconde detrás de las cifras. Miles y miles de personas que ven paralizados sus proyectos vitales, su independencia, sus estudios, ayudar en casa, ser parte activa de la sociedad. Nos cansamos de oír que somos la generación más preparada y sin embargo es imposible mirar a nuestro alrededor sin ver vidas lastradas por el paro y por la falta de oportunidades.

La OIT (Organización Internacional del Trabajo) ha publicado recientemente un informe sobre "Tendencias Mundiales en el Empleo Juvenil en 2013". Entre otros datos sobre el aumento del paro juvenil en los últimos cinco años, afirma que además la juventud que trabaja se encuentra confinada en empleos temporales. Este tipo de informes no hace más que poner en negro sobre blanco lo que vemos cada día en nuestras propias vidas y a nuestro alrededor: que la juventud actual está condenada al paro de larga duración, a los contratos basura o al exilio a otros países, también en condiciones muy precarias.

Como nos dice el Génesis (42,11) "todos somos hijos de un mismo Padre". Esta frase significa que todos y todas tenemos el mismo derecho a desarrollarnos, a trabajar y a ser parte activa del mundo que compartimos como una gran familia. Sin embargo, para la juventud cada día es más difícil encontrar nuestro lugar, nuestro papel en la sociedad, desarrollar la vocación para la que nos sentimos llamados y llamadas. "La crisis económico–social y el consiguiente aumento de la pobreza tiene sus causas en políticas inspiradas en formas de neoliberalismo que consideran las ganancias y las leyes de mercado como parámetros absolutos en detrimento de la dignidad de las personas y de los pueblos" (discurso pronunciado por el Papa Francisco en 2011, cuando todavía era Arzobispo de Buenos Aires).

Desde la JOC tenemos que ser alternativa ante esta situación de precariedad. Ofrecer espacios de crecimiento personal en los que compartir nuestra situación vital y plantearnos actuares. En los que descubrir que el estilo de vida Jesús fue sencillo y comprometido con los de abajo, y que así el mundo nos necesita para avanzar. Porque como hijos e hijas de Dios, tenemos una dignidad que ninguna crisis puede arrebatarnos.

Comments

Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Alfonso XI, 4 - 6º. 28014 Madrid
CIF: R-2800570-J