Juventud Obrera Cristiana - Nº 17. Octubre 2013

Juventud Obrera

Nº 17. Octubre 2013

La sanidad, la educación, la atención a la dependencia, el acceso a las pensiones, las prestaciones por desempleo, los ingresos mínimos de inserción, que garantizaban igualdad de oportunidades o cohesión social, están sufriendo importantes recortes que afectan directamente a las condiciones de vida de las personas. Y este debilitamiento de los recursos del Estado de Bienestar, junto a la precarización de las condiciones de trabajo, están intensificando y extendiendo la pobreza en España hasta alcanzar ya el 27%.

Pero constantemente oímos hablar de DEUDA y "déficit" y de la necesidad de reducirlo para contentar a los mercados, de manera que el gobierno español asegura que son imprescindibles los recortes que se vienen realizando para salir de la crisis, porque esto "lo arreglamos entre todos". Sin embargo, existen otras vías conocidas para afrontar esta situación, en vez de andar rescatando a los poderosos a base de empobrecer a las clases populares, como aumentar los impuestos a los más adinerados, o perseguir el fraude fiscal que se calcula sobre los 80.000 millones de €, perteneciendo más del 70% a grandes empresas y fortunas. Pero no, lo que se viene haciendo es justo lo contrario, reducir los impuestos de sociedades o de sucesión y aprobar una amnistía fiscal que premia a los defraudadores, medidas que favorecen directamente a los más ricos.

Verdades incómodas que el 17 de octubre, día contra la erradicación de la pobreza, se denunciaron con datos: en medio de este dolor social, resulta que el número de millonarios en España aumentó un 13% entre mediados de 2012 y la primera mitad de 2013.

Si a todo esto le sumamos el plan de privatización del gobiernos de cualquier servicio público, no está nada claro que las medidas que se están llevando a cabo estén encaminadas a favorecer la salida de la crisis, más bien parece perseguir satisfacer el beneficio privado de una minoría mediante el EXPOLIO a las clases trabajadoras, cuestión que entra en conflicto directo con el Proyecto de Dios:

"Todos los creyentes vivían unidos y tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes

y repartían el precio entre todos, según la necesidad de cada uno". (Hch 2,44.)

Comments

Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Alfonso XI, 4 - 6º. 28014 Madrid
CIF: R-2800570-J