Juventud Obrera Cristiana - Nº 20. Abril 2014

Juventud Obrera

Nº 20. Abril 2014

El próximo 25 de mayo tendrán lugar las elecciones al Parlamento Europeo. Éstas vuelven a celebrarse en medio de una crisis económica y profunda a nivel mundial, que si a algo ha contribuido, es a poner en cuestión nuestra forma de concebir el crecimiento económico y la orientación de nuestra sociedad. Por ello, podrán significar un avance o un retroceso en la defensa de los derechos de las personas, la justicia social y la lucha contra el empobrecimiento que sufren tantas personas y familias.

En este contexto, donde es evidente ante el crecimiento de la desigualdad que no caminábamos hacia un proyecto europeo de esas características, también vemos aumentar la desconfianza de la ciudadanía ante las instituciones europeas. Y es que se sigue sin poner en el centro de las decisiones sociales, políticas y económicas la precariedad de tantas vidas. El austericidio que han vivido algunos países europeos durante los últimos años no ha hecho sino aumentar la división social y la injusticia. Y con ello se ha puesto en riesgo el bienestar de muchas personas, socavando la capacidad de prosperar de nuestras sociedades y debilitando de manera crucial la democracia.

Hoy en día son escalofriantes las cifras de desempleo en la UE que según El Parlamento cifra en 26 millones las personas que no encuentran trabajo, y en 26,4% la tasa de desempleo juvenil, situándose en España en un 56%, sólo superada por Grecia con un 63%. Así, el trabajo, que es un bien fundamental para las personas, se viene convirtiendo en un privilegio mediante el que seguir sometiendo al mundo obrero: haciéndolo cada vez más escaso para poder subordinarlo al dios de la competitividad, precarizándolo y rebajando los salarios.

Como jóvenes obreros cristianos, reivindicamos una economía al servicio de la persona, un trabajo digno y unas condiciones de vida que humanicen. "No pagar lo justo, no dar trabajo, porque sólo se ven los balances de la empresa, sólo se ve cuánto provecho puedo sacar. ¡Esto va contra Dios! (...) Y hoy en el mundo esta esclavitud se hace con lo más bello que Dios ha dado al hombre: la capacidad de crear, de trabajar, de hacer su propia dignidad. Cuántos hermanos y hermanas en el mundo están en esta situación por culpa de actitudes económicas, sociales, políticas, etc. Las personas son menos importantes que las cosas que producen ganancia a los que tienen el poder, ¿a qué punto hemos llegado? no somos conscientes de esta dignidad de la persona; esta dignidad del trabajo." (Homilía del Papa Francisco, 1 de mayo de 2013).

Comments

Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Alfonso XI, 4 - 6º. 28014 Madrid
CIF: R-2800570-J