Juventud Obrera Cristiana - Nº 29. Octubre 2015

Juventud Obrera

Nº 29. Octubre 2015

Durante los últimos meses, dentro de nuestra Campaña 2014-2016 "Luchemos el Presente para Ganar el Futuro", estamos percibiendo cómo los jóvenes vivimos con inestabilidad nuestro presente, y cómo nos
enfrentamos con incertidumbre al futuro.

Probablemente, aquello que hoy están percibiendo los jóvenes con más intensidad es aquello que en los próximos años va a afectar a toda la sociedad.

Estamos sintiendo que el mundo que conocemos se desmorona: tenemos dificultad para acceder a los estudios, al sistema sanitario, a una vivienda, a un ocio sano... Observamos que, aunque seamos la generación más preparada, no tenemos acceso a un trabajo que nos dignifique, sino que contamos con trabajos temporales, inestables, de pocas horas, mal remunerados, con horarios demasiado flexibles... Además, tememos que nuestro futuro será peor que el de nuestros padres. Observamos cómo los pilares en los que se sustentaba la sociedad del bienestar se han desplomado.

Ante las dificultades que estamos viviendo como jóvenes, las percibimos como síntomas de un cambio de época, en un cambio del modelo de sociedad. Vemos cómo el mundo está sufriendo dolores de parto, que esta transformación se lleva un tiempo anunciando, y que ya podemos contemplar cómo algunas cosas están cambiando.

Somos conscientes de que el sistema actual no funciona, y que el empleo tal y como hoy lo conocemos no nos aporta dignidad. Creemos que el trabajo no debe ser para oprimir la vida, sino para dignificarla. Ante estos cambios que se están viviendo, nos sentimos llamados a reivindicar:

• La relación entre el trabajo y la dignidad humana. El trabajo nos dignifica como personas, y a través de él contribuimos a la sociedad. Es nuestra aportación a la historia de la creación. Nuestra capacidad de trabajar es indivisible de nuestro ser persona.

• La necesidad de reflexionar sobre la concepción del trabajo. Reconsiderar las relaciones laborales no es solo posible, sino que es inevitable. El empleo ha dejado de ser un elemento de integración social, por lo que es necesario concebir nuevos cauces que garanticen que todas las personas nos podamos desarrollar como tales dentro de nuestra sociedad.

Por todo esto, creemos que es el momento de sacar este debate a las calles y a las nuevas plazas públicas... para ser capaces de proponer alternativas.

 

En este número:

    • BAJADA A LA REALIDAD: Los jóvenes de mi barrio
    • A vueltas con el trabajo y el desempleo
    • Renta Básica y Trabajo Garantizado
    • El Rinconcito de Luis
    • Extra! extra!
    • La Juventud habla. Monica Wanjiru, Secretaria General de la CIJOC.
  

Comments

Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Alfonso XI, 4 - 6º. 28014 Madrid
CIF: R-2800570-J