Juventud Obrera Cristiana - Nº 08. Abril 2012

Juventud Obrera

Nº 08. Abril 2012

El 29 de Marzo habrá Huelga General. Se veía venir. La crisis económica y la precaria situación del país están siendo utilizadas como excusa para recortar derechos fundamentales de la persona.

La situación es grave. Pero el futuro no será mejor si no invertimos en educación. Los recortes educativos, cuyas consecuencias sean un acceso no equitativo a la misma, suponen un obstáculo al bienestar colectivo futuro y un ataque a la vocación comunitaria de la sociedad que se ve arrastrada por una cultura individualista y elitista. Por tanto, es de justicia la defensa de una educación pública y de calidad donde no disminuyan ni empeoren las condiciones del profesorado, ni se eliminen programas y recursos para la integración o para la capacitación del alumnado con mayores dificultades de aprendizaje.

Algo similar está ocurriendo en el terreno laboral. La JOC, junto con la HOAC, sacamos un comunicado el pasado mes de febrero en el que criticábamos la nueva reforma laboral. Creemos que es una de las reformas más agresivas y que mayor pérdida de derechos trae para la clase trabajadora, es decir, para la mayoría de la ciudadanía. No era la primera vez que elaborábamos un comunicado. De hecho, siempre que se produce un cambio legislativo en perjuicio de las personas trabajadoras y de su dignidad nos hemos pronunciado en los mismos términos. Como Iglesia que está, escucha, vive y siente en el mundo obrero, y de acuerdo con la Doctrina Social de la Iglesia, estamos convencidos de que la actual reforma laboral quiebra el principio fundamental según el cual los derechos que emanan del trabajo no pueden estar subordinados a las exigencias económicas, sino a la altura del ser humano, a las necesidades de las personas y de sus familias.

No se comprende, desde estos principios básicos que defiende la Iglesia, que se flexibilice el trabajo facilitando y abaratando el despido, se coarte el derecho constitucional a la negociación colectiva o se precarice el empleo juvenil. Entendemos el trabajo como principio de vida humano, y estas agresiones a las condiciones laborales afectan a muchas personas y familias que ven empobrecer su situación, mientras observamos, atónitos, cómo los grandes centros de poder económico y financiero imponen sus criterios y principios a los gobiernos. Sólo basta con mirar a países de nuestro alrededor para ver cómo hasta la soberanía popular se está rompiendo en la conformación de nuestros "representantes".

Los derechos de muchas personas están ahora mismo en juego. Y son jóvenes y familias trabajadoras las que más ven peligrar su futuro. Por ello exigimos UN POQUITO DE EDUCACIÓN para poner en el centro de las decisiones y actuaciones todo el sufrimiento, la pobreza y la deshumanización que estamos contemplando. ¡NO NOS CALLAMOS!

Comments

Juventud Obrera Cristiana (JOC)
Alfonso XI, 4 - 6º. 28014 Madrid
CIF: R-2800570-J